PazLa Organización Cristiana Ecuménica saluda el congreso que celebra el Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Estado Vaticano, en Roma, organizado por el cardenal africano Peter Tuckson, quien es su presidente, del 17 al 19 de julio.


El encuentro denominado “Unidos a Dios escuchamos un grito”, ha contado con la colaboración de la red de Latinoamérica de iglesias y minería. A la Republica de Dominicana la representa Jovanny Kranwinkel por parte de la Conferencia del Episcopado Dominicano.


“El país ha estado muy pendiente del tema haitiano, cuya presencia permanente en los medios ha dejado de lado el importantísimo encuentro que en estos momentos se lleva a cabo en el Vaticano vía el Consejo Pontificio de Justicia y Paz que preside el Cardenal africano Peter Appiah Kodwo Turkson a través del cual el Papa Francisco I envió un mensaje a los participantes del Congreso que analiza el impacto de la minería metalífera a cielo abierto con la utilización de miles de toneladas de cianuro, es un evento trascendental en el histórico papado de Roma”. Expresaron desde la Organización Cristiana Paz Dominicana.


“El Papa Francisco I ha puesto sus oídos en el corazón de los que están sufriendo inmisericordemente las consecuencias de este emprendimiento minero totalmente insostenible e incompatible con la vida humana. Marca un desafío abierto de la Iglesia Católica al conjunto de injusticias que se vienen cometiendo desde esos sectores poderosos de la minería metalífera, tal cual lo expresó en su mensaje el Sumo Pontífice: Un grito por la tierra perdida; un grito por la extracción de riquezas del suelo que, paradójicamente, no han producido riqueza para las poblaciones locales que siguen siendo pobres”.


“Igualmente el Papa Francisco I resaltó el drama que viven los comunitarios cuando haciendo uso de sus derechos protestan con energía contra la pisada cruel y devastadora del poderoso capital financiero minero, diciéndonos en el mensaje enviado al congreso: Un grito de dolor en respuesta a la violencia, a las amenazas y la corrupción; un grito de indignación y apoyo por las violaciones de los derechos humanos, discreta o descaradamente pisoteados por cuanto respecta a la salud de las poblaciones”.


“Asumimos este encuentro con optimismo para la lucha que estamos sosteniendo contra la Barrick Gold, se lo habíamos dicho a la Barrick Gold, que vendrían grandes presiones desde fuera, que no estamos solos en esta lucha, que los ojos del mundo dan seguimiento a la misma, es un gran impulso para renovar nuestras mejores voluntades para hacerle justicia a la criminal Barrick Gold destruyendo toda la biodiversidad”. Expresó Guillen Beltré vocero de Paz Dominicana.


“Vendrán otras presiones internacionales, no habrá forma de tapar el crimen que cometen en Dominicana, igual avisamos al país que estamos haciendo todos los aprestos para lo que sería nuestra audiencia con el Papa Francisco I”. Informó Rafael Guillen Beltré coordinador de Paz Dominicana.