PakistanUna comisión de investigación formada por miembros del Ejército paquistaní y el Ministerio de Ferrocarriles investiga “desde todos los ángulos” el accidente de un tren militar, que el jueves causó la muerte de 18 personas en la provincia oriental de Punyab, informó hoy a Efe una fuente oficial.


“El comité ha comenzado a trabajar y entrevista a la gente implicada. El comité observa todas y cada una de las cosas en escena. Lo miran desde todos los ángulos”, aseguró el director de Relaciones Públicas del ministerio, Rauf Tahir.


La fuente no descartó ninguna posibilidad, incluida la de ataque terrorista, mientras medios locales especulan sobre esta posibilidad después de que el ministro de Ferrocarriles, Saad Rafique, la pusiese sobre la mesa el día del siniestro.


Uno de los cuatro vagones que cayeron a un río después de que se derrumbase a su paso un puente ferroviario continúa bajo el agua junto al motor del tren, detalló Tahir, quien se mostró optimista de que ambos sean recuperados esta tarde.


“Entonces el comité revisará el motor, ya que no queremos precipitarnos”, explicó el director, quien añadió que todas las personas que permanecían desaparecidas tras el accidente han sido encontradas y situó el balance final de muertos en 18, varios de ellos militares.


El ferrocarril “especial” siniestrado trasladaba a miembros de las Fuerzas Armadas a la localidad de Kharian, donde se encuentra una de las principales bases militares del país asiático.