OEALa visita de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) al país finalizó sin que adelantaran ningún tipo de “valoración” sobre la política migratoria nacional que vinieron a investigar, y con la certeza de que la República Dominicana abrió todas las puertas para que se llevaran la información más certera.


La comisión de la OEA encabezada por el secretario de asuntos políticos del organismo, Francisco Guerrero, llegó ayer a Jimaní a las 11:30 de la mañana.


Se trataba de su última jornada de trabajo aquí, donde la misión visitó el destacamento del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), el centro de acogida ubicado en la fortaleza El Rodeo y, por último, se acercó a la frontera para marcharse hacia Haití a las 1:30.


La estadía de la OEA durante tres días en el país llevó a Guerrero a concluir en lo siguiente: “Esta visita, desde mi punto de vista, inaugura una nueva etapa de relaciones entre la OEA y la República Dominicana que se ha caracterizado por el respeto y la completa colaboración por parte de las autoridades.


Esperamos sirva (esta experiencia) para este relanzamiento de la OEA en la República Dominicana en el siglo XXI”, fueron las últimas palabras de Guerrero con la prensa, en su presencia de este lado de la frontera.


Guerrero y su comitiva de otros cinco miembros de la OEA estuvo en el país “recabando información” sobre lo que está haciendo el Gobierno en materia migratoria. Sin llegar a adelantar impresiones, el representante de la OEA reconoció las fructíferas reuniones que tuvo con los organismos del Estado, internacionales, la sociedad civil y el empresariado.


Y su comportamiento de no emitir juicios tiene una base: como política, según explicó ayer, la OEA no emite puntos de vistas por respeto a la soberanía de los países. “Lo que sí les puedo decir es que yo he tenido facilidades por parte de las autoridades del Gobierno de la República Dominicana”, dijo.


“Una de las conclusiones que hemos hecho es que hay una buena disposición por parte de República Dominicana para retomar este diálogo y profundizarlo con su vecino. Espero que en Haití podamos tener un ejercicio similar”, fue lo único cercano que dijo referente a alguna opinión de la visita.


La OEA deberá -una vez termine una agenda similar que tiene en Haití- realizar un informe de carácter técnico, “limpio y muy objetivo” sobre la situación que están viviendo ambos Estados en materia migratoria. Al referirse a este informe, Guerrero explicó que deberán, en primer lugar, hacer una recopilación de toda la información y posteriormente “hacer un ejercicio de evaluación y valoración” de lo investigado.


También señaló que la representante de la OEA en el país, Araceli Azuara, continuará recompilando detalles al respecto.


“Tengo la confianza de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al recibir ese informe podrá tomar decisiones importantes de manera conjunta con los países que forman la OEA para continuar y profundizar el diálogo y no solamente en este asunto, sino a nivel general, de las relaciones que tiene República Dominicana con la OEA”, dijo Guerrero. Asimismo adelantó que no quiere dar “fechas fatales” de cuándo estará listo ese informe y aseguró que una vez terminado será presentado a la opinión pública.


¿Qué se habló en Jimaní?


La comisión del Estado que recibió a los representantes de la OEA en Jimaní estuvo encabezada por el director del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), general Carlos Manuel Aguirre Reyes, y el director general de Migración, mayor general Rubén Darío Paulino Sem.


Paulino Sem explicó que durante el encuentro de menos de dos horas que sostuvieron en Cesfront, se les explicó a los miembros de la OEA cuál es la misión de ese cuerpo militar y su día a día. Por parte de Migración, a la comisión se le detalló cómo se desarrollaría las deportaciones y el proceso de captación de datos biométricos para los documentados e indocumentados que ingresen al país.


La representación de la OEA que visitó el país y permanecerán en Haití hasta el martes la integran, además de Guerrero, Gabriel Bidegain, asesor del secretario general de la OEA; el coordinador principal del organismo, Steven Griner; la secretaria de asuntos políticos, Rebeca Omaña; Iand Edwards, del departamento de conferencias, y Pablo Sandino, del departamento de prensa y comunicación del organismo.


Al cuestionársele a Paulino Sem qué impresión se llevó de esa visita que recibió en Jimaní, el mayor general respondió lo siguiente: “Ellos -la misión- vinieron con la información de una parte, que es la parte de Haití… Realmente pudimos observar que ellos anotaron todos los datos, pidieron datos y se les dio… No tenemos nada que esconder y al contrario, República Dominicana tiene mucho que exhibir en el proceso migratorio que llevamos a cabo”.