condenadosUn australiano fue acusado el miércoles de permitir que siete hombres abusaran sexualmente de su hija de 13 años en repetidas ocasiones durante los últimos dos años.


La policía de Australia Occidental presentó más de 500 cargos de delitos de abusos sexuales a menores contra los ocho hombres.


Los hombres fueron detenidos después de que la policía recibiera un soplo del público. El padre de la menor organizó encuentros para que los otros acusados abusaran de ella en varios lugares, cuando ella tenía entre 11 y 13 años. El padre también está acusado de abusar de la niña.


Los detenidos afrontan 503 cargos, que incluyen penetración sexual con un menor de 13 años, suministrar estupefacientes con intención de cometer un delito penal y esclavitud sexual de menores.


Uno de los hombres tenía 200.000 videos y 4 millones de fotografías de pornografía infantil, indicó el superintendente de policía Glenn Feeney, que describió los abusos que sufrió la niña como “horribles”.


“Es un material repugnante, no hay palabras para describirlo”, dijo Feeney. “Cualquier crimen sexual contra un niño está simplemente más allá de las palabras”.


La niña está ahora a salvo y recibe tratamiento, señaló.


La policía sigue analizando el material incautado para determinar si pudiera haber más personas implicadas.