RegularizacionEl colectivo de participación política Nueva Democracia mostró preocupación por el manejo mediático internacional en relación al desarrollo del Plan Nacional de Regularización y manifestó que le preocupa el ultranacionalismo dominicano y la manipulación de las autoridades haitianas.


“Si bien el Estado dominicano ha sido un histórico incumplidor de sus políticas migratorias y laborales y ha estado dotado permanentemente de una hipocresía institucional, no es menos cierto que la comunidad internacional que entiende a Haití como un fetiche de sus intereses estratégicos, tienen una permanente vocación de prejuicio e irresponsabilidad frente a las circunstancias complejas que rodean las relaciones entre Haití y República Dominicana”, dice la entidad.


Nueva Democracia afirmó que se hace necesaria una solución urgente, profunda y definitiva a la crisis institucional, económica y humanitaria de Haití, pero que no pasa, ni por ultranacionalismos exagerados del lado dominicano, ni por manipulaciones de las precarias autoridades haitianas.


“En Nueva Democracia apelamos a la sensatez y madurez de los actores con responsabilidades públicas del lado dominicano para que asuman una actitud más proactiva en los escenarios internacionales en defensa de nuestra credibilidad y soberanía, sin olvidar el necesario respeto a la nacionalidad de los dominicanos descendientes de haitianos que la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional Dominicano pretendió desconocer, y sobretodo, sin olvidar el profundo sentido de solidaridad y de trato humanitario que tiene que existir para trasladar a su país a ciudadanos haitianos en condiciones de irregularidad en el nuestro”, concluyen.