Laura Ruffino ha adoptado a las cuatro hijas de la que era su mejor amiga, Elizabeth Diamond, después de que esta muriese por un cáncer cerebral hace tan solo unos meses. Antes del fatal desenlace, la madre de las pequeñas le pidió a su compañera que se hiciera cargo de ellas si algo le pasaba ya que era madre soltera, y eso es lo que Laura ha hecho.


Según recoge The Huffington Post, Diamond perdió la vida el pasado mes de abril, con tan solo 40 años, después de no vencer el cáncer cerebral al que se enfrentaba. Fue entonces cuando su mejor amiga inició los trámites para hacerse con la custodia de las cuatro hijas de la fallecida, Tara, Samona, Ella y Lillyan, tal y como le había prometido anteriormente.


Como se puede ver en la foto, ahora la familia es realmente numerosa, ya que Laura está casada con Rico, el cual tenía otras dos hijas fruto de una relación anterior. Siendo un total de ocho personas para una casa de pequeñas dimensiones, los Ruffino se han visto obligados a pedir ayuda debido a su falta de recursos y la comunidad en la que viven, Orchard Park, se ha volcado con ellos.


Tras una gran campaña de recaudación de fondos, ya son 37.000 dólares los aportados por sus vecinos para echarles una mano en su día a día.