La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, rechazó que el retraso en la traída al país de la vacuna pentavalente sea por falta de pago, tras señalar para eso se ha pagado 6.4 millones de dólares desde marzo hasta mayo de este año, y la misma debería estar en el país desde esa fecha.


Dijo que existen las vacunas que protegen a la población infantil como las que protegen contra la difteria, tos ferina, tétanos y hepatitis B, que se ponen por separado y la que falta es la pentavalente, que es única y protege contra esas enfermedades.


Aseguró que la Organización Panamericana de la Salud se comprometió que la vacuna estará en el país el 15 de agosto.


Explicó que el Ministerio y los demás países compran a través de un fondo rotatorio de la OPS, y que cuando un país no cumple con el pago, se retrasa la compra para las naciones signatarias de ese acuerdo.


Dijo que en febrero de 2015 enviaron una comunicación a la gerencia financiera de la Organización Panamericana de la Salud en torno a un acuerdo de pago que fue suscrito en el 2014, del se le ha estado pagando más de dos millones de dólares desde marzo, abril y mayo y que la OPS estuvo de acuerdo con el mismo.


“Desde marzo el país comenzaría a recibir las vacunas durante todo el año, o sea el país no está atrasado en deuda. Pagó 6.4 millones de dólares a ese fondo rotatorio, lo que nos permite abastecernos no sólo para el 2015, sino para el primer trimestre de 2016, así se maneja el fondo rotatorio” explicó


Dijo que la OPS formalmente le comunicó que el 15 de agosto estará en el país la vacuna pentavalente.