En estos días, las playas de Poniente y Levante en Benidorm se han convertido en las más abarrotadas del mundo. Las impactantes imágenes muestran cómo grandes multitudes de turistas británicos llegan para disfrutar las playas españolas.


España ha establecido un nuevo récord de visitantes con 29,2 millones desde enero a junio; 4.2 por ciento más que en el 2014.