MichesEl mal estado de los caminos vecinales y la falta de un acueducto son los principales problemas que afectan a esta población de espectaculares saltos de agua, reservas naturales y playas, que lo convierten en un pueblo excepcional para la explotación turística.


Sin embargo, el pueblo, al que se le considera la meca de los viajes ilegales en yolas, tiene sed, porque el acueducto construido en la década de 1960 ha colapsado y sus habitantes demandan la construcción de otro de manera urgente.


Alegan que los gobiernos se han olvidado de las principales necesidades de este municipio .


La falta de agua afecta seriamente a la comunidad, donde a veces pasan semanas y no se recibe una gota, lo que obliga a la población a abastecerse del líquido en el río Jovero y los arroyos Los Muertos y Mariana, los cuales están altamente contaminados.


El Instituto Nacional de Aguas Potables (Inapa) suministra agua a Miches cuando hay energía eléctrica, que casi siempre está ausente.


El acueducto fue avanzado en un 70% durante el Gobierno de Hipólito Mejía. Desde entonces, jamás ha sido tocado, lo que hace más desesperante la situación en el pueblo, de unos 20 mil habitantes.


Pedro Peralta, regidor del cabildo por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), explicó que el actual acueducto fue construido con capacidad para 12,000 habitantes, pero que ahora allí viven alrededor de 20 mil.


El almacenamiento de agua para el consumo de la población es insuficiente y a pesar de las demandas de los habitantes de este municipio para que sea terminada la obra, las autoridades del Inapa no han obtemperado a sus reclamos.


Peralta anunció que promueven acciones y jornadas de lucha para obligar a las autoridades que atiendan los reclamos de los habitantes de ese municipio que, a pesar de su belleza y atractivo turístico, aparentemente ha sido olvidado por el Gobierno Central.


Considera que han sido irrespetados por las autoridades y que no les han dejado otra salida que no sea la lucha para lograr ser tomados en cuenta por parte del Gobierno en las inversiones para impulsar su desarrollo.


Dijo que las fuerzas vivas de Miches han decidido unificarse, levantar la voz e iniciar jornadas de protestas para conseguir el mejoramiento de la situación en que se encuentra el municipio, que vive de la pesca y la agricultura.


Miches es un municipio de la provincia El Seibo, donde se produce el ñame, la yautía, yuca y otros productos para abastecer los mercados de la región Este y Santo Domingo, sin embargo, ahora enfrentan dificultades por las condiciones inadecuadas de los caminos de penetración a los predios agrícolas.