ChinaLas acciones chinas cayeron en las primeras operaciones del miércoles, incluso cuando los reguladores trabajaron para contener una crisis que ha aniquilado millones de millones de dólares en los mercados de valores del país.


El Shanghai Composite se desplomó un 8% en el mercado abierto este miércoles. La gran mayoría de las acciones que cotizan en el índice de referencia se redujeron en un 10%, el límite máximo que se permite de caída antes de ser detenido.


“Por el momento hay un estado de pánico en el mercado (…) provocando una tensión de liquidez en el mercado de valores”, dijo la Comisión Reguladora.


Desde el 12 de junio, el Shanghai Composite ha perdido un inquietante 32%. El mercado de Shenzhen, que tiene más empresas de tecnología y, a menudo se compara con el índice Nasdaq de Estados Unidos, se ha reducido un 41% durante el mismo período.


Ahora el gobierno está haciendo todo lo posible para rescatar a los mercados. El Banco Popular de China ha reducido las tasas de interés a un mínimo histórico, casas de bolsa se han comprometido a comprar miles de millones en acciones, y los reguladores han anunciado una suspensión de facto de las nuevas oficinas de propiedad intelectual.


La Comisión Reguladora dijo este miércoles que estaba trabajando activamente para aliviar una crisis de liquidez en el mercado.


Pero los inversores claramente no están convencidos de los esfuerzos del gobierno.


Al menos 1.430 de las 2.776 empresas que cotizan en China han optado por sacar a sus acciones ya que los mercados continúan su loca montaña rusa, según medios estatales. El número sigue aumentando: el miércoles por la mañana cientos de empresas anunciaron una suspensión de las transacciones.


La teoría más convincente sobre la burbuja bursátil estalló: el crecimiento económico de China es el más débil desde 2009. Los precios de las acciones estaban muy por delante del crecimiento y de las ganancias de la compañía, que en realidad son más bajos que hace un año.


“El mercado de valores de China se había desprendido de la realidad de la propia economía de China, y se ha sobrevalorado terriblemente”, dijo en Twitter Patrick Chovanec, director gerente de Silvercrest Asset Management.


Según Bespoke Investment Group, los mercados de valores de China han perdido 3,25 billones de dólares. Para poner esto en perspectiva, eso es más que el tamaño de todo el mercado bursátil de Francia y cerca del 60% del mercado de Japón.