EvacuadosEl potente tifón Chan-hom golpeó este sábado las costas orientales de China, obligando a la evacuación de más de un millón de personas y provocando perturbaciones en los transportes y lluvias torrenciales.


Este fenómeno fue anunciado como el tifón más potente que ha afectado a la provincia de Zhejiang, situada al sur de Shanghai, desde 1949, según el Centro Nacional de Meteorología Chino (NMC).


La tormenta tocó tierra hacia las 16H40 (08H40 GMT) en una isla cercana al puerto de Ningbo (donde viven seis millones de habitantes) y las autoridades proyectan que se desplazará por la costa hacia el norte afectando también a Shanghai, donde viven más de 23 millones de personas.


Las autoridades meteorológicas habían anunciado que el tifón provocaría vientos de hasta 162 km/h pero con una desaceleración progresiva. Este sábado se activó la alerta roja, máximo nivel.


En Zhejiang cerca de 1,07 millones de personas fueron evacuadas, según medios estatales, una cifra que fue subiendo a lo largo de la jornada.


Cerca de 30.000 barcos de pesca tuvieron que regresar a puerto, ante las olas que alcanzaban hasta 10 metros, indicó el gobierno provincial.


En el litoral, las violentas borrascas arrancaron árboles y señales de tránsito, y en la ciudad de Cixi, un edificio abandonado fue arrasado por la fuerza de los vientos, reportó la televisión local.


En las imágenes difundidas por los medios se ven campos inundados, donde flotaban melones y vegetales, en el distrito de Sanmen.


“Es posible que no haya ninguna cosecha esta temporada”, se lamentaba un agricultor.


En algunas localidades se registraron más de 300 mm de lluvias en 24 horas, según los datos de este sábado. También se registraron muchos deslizamientos de terreno.


“Cerramos todos nuestras puertas y ventanas y nos aprovisionamos de comida”, declaró a la agencia China Nueva Liu Yimin, un habitante de la aldea costera de Huagang.


Más de 600 vuelos fueron anulados en los aeropuertos de la provincia.