MaduroEl presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó este lunes al líder opositor y gobernador del estado Miranda (centro), Henrique Capriles, de articular bandas de paramilitares con narcotraficantes y maleantes para “crear el caos” en el país.


“Todos los caminos nos conducen (…) a alguien que como gobernador no inaugura ni una obra en este estado que sí recorre, pero no para inaugurar obras sino para articular a paramilitares con maleantes, narcotraficantes, para hacerle daño al pueblo y crear el caos”, manifestó Maduro durante un acto de Gobierno.


Las declaraciones del presidente coincidieron con una visita de Capriles a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, donde se reunió con el secretario general, Luis Almagro, a quien pidió que designe observadores para las elecciones legislativas de diciembre.


La oposición venezolana, con asesoramiento de Estados Unidos, ha puesto en marcha, dijo Maduro, “la táctica” de combinar la “guerra económica para desesperar al pueblo” con desabastecimiento de productos, con “el ataque paramilitar, los crímenes, secuestros y asesinatos brutales, muy violentos, para traer el caos”, aseguró.


“Ellos piensan, así lo piensan en Washington y sus representantes en Venezuela, que así Venezuela va a implosionar, que vamos a explotar en mil pedazos y se va a acabar la patria y la revolución bolivariana”, añadió.


Se ha previsto como “siguiente paso”, sostuvo, “pedir la intervención gringa (estadounidense), la intervención de la OEA (…), planes macabros que tenemos que denunciar”.


El presidente de Venezuela pidió este domingo al titular de la OEA “aclarar” si “va a impulsar la democracia, el respeto a los pueblos y a condenar las conspiraciones o va a seguir el mismo jueguito (…), la misma línea intervencionista de la derecha y de (el chileno José Miguel) Insulza”, el antecesor del uruguayo Almagro.


“La OEA tiene 67 años de creada y no sirve para nada. La OEA lo que ha hecho es aprobar invasiones, golpes de Estado” y en su secretaría general “hay un maleficio” que convierte a esa instancia en “una guarida de conspiración contra los procesos progresistas nobles, revolucionarios y auténticamente populares”, manifestó.


Sin aludir al encuentro con Almagro, que Capriles dijo que es para pedir que la OEA envíe observadores electorales a los comicios parlamentarios de diciembre próximo, Maduro sostuvo que la oposición “no ganará al pueblo” en las urnas aunque utilice “indebidamente” los problemas de la inseguridad ciudadana.


Maduro reveló en el mismo acto transmitido por la televisión estatal que la llamada Operación Liberación y Protección del Pueblo (OLP) contra la delincuencia, en marcha desde inicios de mes en Caracas y otras zonas céntricas, logró hoy la captura de veinte extranjeros y adelantó que “no los vamos a deportar”.”


Todos los involucrados en paramilitarismo, narcotráfico, trata de blancas, bachaquerismo (contrabando de productos de consumo masivo) irán presos y bien presos a unas cárceles bien seguras y muy severas que yo estoy montando en el centro del país; son cárceles especiales para la OLP”, subrayó.


Miranda “es el estado donde se han hecho más operativos OLP y ¿saben por qué? Porque el gobernador de este estado, tengo las pruebas, es el articulador de las bandas criminales para atacar y afectar al pueblo y tratar de crear el caos”, insistió.