LicenciasUn juez de la Corte Superior de Brentwood en New Hampshire, decidió liberar al dominicano Adalberto Medina, quien ha cumplido tres de una condena de 10 años por vender licencias estatales de conducir de New Hampshire, y el magistrado dijo que Medina, no es una amenaza pública y el confinamiento por más años, no beneficiará a la justicia.


Medina, conspiró junto a una importante empleada del Departamento de Vehículos y Motores de New Hampshire, para venderles las licencias de manejar a docenas de ilegales, narcotraficantes y prófugos de la justicia.


Medina de 44 años de edad, fue liberado después que su abogado pidió al Tribunal Superior del Condado Rockingham que el juez David Anderson, reconsiderara la sentencia, hace dos semanas.


El magistrado estuvo de acuerdo con el jurista Mark Sisti y dictaminó que Medina debe ser excarcelado porque no es una amenaza al público y no se beneficiarían de más años de encarcelamiento.


Medina, se declaró culpable en mayo del 2012 a dos cargos de soborno y uno de conspiración para cometer soborno, como parte de un acuerdo con los fiscales.


El dominicano lloró en la corte y dijo que él lamentaba haber conspirado en la venta ilegal de licencias fraudulentas a 69 inmigrantes ilegales junto a la ex secretaria de Vehículos y Motores de Salem, Donna Rockholt.


“Estoy triste”, dijo Medina. “Tengo una buena familia. Pido disculpas por el error”.


La mujer fue condenada a una pena de entre ocho a 28 años.


Medina fue originalmente acusado de 12 cargos, entre ellos 11 de soborno un delito grave, para ayudar a los inmigrantes a recibir licencias a través de Rockholt después de que una mujer de Lawrence, Angie Paola Patrone, los puso en contacto con él. Los compradores pagaron entre $2.000 a $3.000 dólares por cada licencia, según la Fiscal General Auxiliar Jane Young.


El abogado le dijo al juez que Medina no es violento, no tenía antecedentes penales anteriores o abuso de drogas ni alcohol.


“Sé que él ha cometido un delito, él sabe que cometió un delito,” dijo el abogado. “Esta es una persona que actuó mal contra el estado, pero él se levantó.”


Medina completó dos cursos en la cárcel y se le daría una mejor oportunidad, si le permite reanudar su carrera como un mecánico de automóviles, dijo su defensor.


El jurista dijo el lunes que estaba satisfecho con la decisión del juez.


“Agradecemos la preocupación del juez y no creo que Medina defraudará a la corte”, añadió el abogado. “Él está encarcelado y quiere ir a su casa y con su familia”.


Una docena de miembros de la familia y amigos se sentaron en la primera fila de la sala de audiencias para apoyar a Medina.


El Fiscal General Asistente, John Kennedy se opuso a la liberación anticipada de Medina, diciendo que debe servir la fase completa de la sentencia como una disuasión en un momento en el que los fraudes para obtener identificaciones, es un problema grave en New Hampshire y Estados Unidos.


Pero Kennedy se negó a comentar la sentencia el lunes, diciendo que acababa de recibir la decisión.


Dijo que su oficina tiene 10 días para pedir al juez que reconsidere su decisión, Mientras Medina sigue en prisión.