nina La falta de una cámara de video o de una declaración precisa de algún testigo ha dificultado la labor policial para encontrar a la pequeña Masiel Cabrera Reyes, de 9 años, quien está desaparecida desde el pasado 25 de junio cuando salió para la iglesia de su comunidad en compañía de su hermana, quien es su melliza.


El vocero de la Policía Nacional, Jacobo Mateo Moquete, aseguró que en esta investigación las autoridades han tenido que “partir de cero”, ya que lo único que tienen es la declaración de una persona tartamuda, quien dijo ver a un hombre llevarse a la niña y cuando éste se acercó a reclamarle “le tiró varias puñaladas”.


Moquete defendió la investigación que lleva a cabo la institución, al asegurar que nada tiene que ver la situación económica de la familia, sino que el factor que ha predominado es la falta de declaraciones o videos, lo que según enfatiza es lo que les ha facilitado otras investigaciones que fueron resueltas casi de inmediato.


“Decenas de casos han sido resueltos a través de las cámaras de seguridad del Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1 o de alguna cámara instalada por propietarios de negocios, lo cual es además un servicio a la ciudadanía”.


El vocero fue enérgico al señalar que la búsqueda de la pequeña se ha convertido en un tema de suma importancia para la institución policial.


Hizo un llamado para que empresarios y comerciantes instalen cámaras no solo en sus parqueos sino también de frente al entorno, lo que según él facilitaría la labor policial.


“En países más avanzados que nosotros, como Colombia, si alguien va a poner un negocio lo primero que tiene que hacer es presentar el tipo de cámara que va a utilizar tanto para el negocio como para la parte de afuera”, dijo el vocero.


Moquete reiteró que 104 oficiales están integrado en el proceso de investigación, del cual el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, ha pedido que le sea rendido un informe sobre las ejecutorias que se han hecho hasta el momento.


Fuente: Listín Diario