Julia Günthel tiene 31 años y un curioso récord: es considerada como la mujer más flexible del mundo.


Nacida en Kazajstán, su carrera profesional en el contorsionismo comenzó a la tierna edad de 10 años.


Para un documental del canal Discovery Channel, se sometió a Julia a un estudio con una máquina de resonancia magnética. Allí, un grupo de médicos certificó que sus ligamentos eran “tan flexibles como los de un bebé”.