Accidentes Drones El Airbus A320, un avión con capacidad para 150 a 180 pasajeros, se encontraba en su aproximación final hacia el Aeropuerto Heathrow de Londres.


Iban directo a la pista de aterrizaje, la cual estaba a 8 kilómetros de distancia y a 1.700 pies (518 metros) por debajo.


De repente, el piloto se sobresaltó a causa de un pequeño objeto negro que volaba sobre el ala del avión, a una distancia de entre 6 a 15 metros.


Se comunicó por radio con el control de tráfico aéreo y reportó “algún tipo de globo o ‘drone’, un pequeño objeto parecido a un ‘drone’ que voló sobre nosotros”.


El radar no mostró nada. Otros aviones en el área fueron notificados, pero el objeto no fue visto de nuevo. El Airbus aterrizó de manera segura.


El piloto lo describió como un objeto rectangular, aparentemente impulsado por una hélice “como un ‘drone’”, según el UK Airprox Board, el cual investiga los incidentes de este tipo en Gran Bretaña.


Aunque esa entidad no fue capaz de determinar de manera definitiva si el objeto era un ‘drone’ o un globo, la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido está convencida de que se trataba de un ‘drone’ -un avión no tripulado- piloteado por deporte por un control remoto desde abajo.


Los esfuerzos para encontrar al operador del ‘drone’ fracasaron. Sin embargo, los investigadores clasificaron al incidente, el cual ocurrió el 15 de marzo, como uno de “categoría A”, la clasificación más seria, en la que el riesgo de una colisión es alto, según la Autoridad de Aviación Civil.