hungara Considerado uno de los íconos de los estofados del mundo, el ‘goulash’ es un plato de cocina de casa que, a pesar de venir de la gastronomía húngara, se ha ganado un espacio en la cocina internacional.


Su nombre es citado en grandes mesas del mundo e, incluso, es muy conocido por ser de igual magnitud, una sopa de carne que, con rico sabor se ha apoderado de los paladares de quienes gustan de los alimentos líquidos.


Está elaborado de cebollas, carne de vaca, pimiento y pimentón. El origen del nombre es “gulyás”, que en húngaro significa “toro”. Este plato no solo existe en la cocina húngara, sino que también aparece en los países vecinos de Europa central, los Balcanes. Es considerada una comida sencilla y muy hogareña por su forma de preparación, y sus ingredientes naturales.


¡A cocinar!


INGREDIENTES


1 libra de carne de guisar en trozos
1 cucharada de harina
1 cebolla picada en julianas finamente
2 dientes de ajo picado en láminas
2 pimientos picados a la juliana finamente ( rojo o verde o uno de cada uno)
2 cucharadas de paprika
2 cucharadas de pasta de tomate
2 tomates frescos bien maduros picados en cuadros
1 taza de vino blanco
1 taza de fondo de carne
1 paquete de perejil fresco liso o italiano
Sal y pimienta negra


PREPARACIÓN


Caliente el horno a 170C.


Luego agregue una cucharada de aceite a la olla o ‘cocotte’.


Espolvoree la carne con la harina y lleve a la olla o cocotte, hasta que dore y retire, para proceder en la misma olla a añadir la cebolla, el ajo, el pimiento verde y el pimiento rojo a la ‘cocotte’ y sofría hasta que estén suaves, por unos cinco minutos.


Regrese la carne a la olla o ‘cocotte’ con la pasta de tomate y el pimentón.


Cocine, revolviendo, durante dos minutos.


Añada los tomates, el vino blanco y el caldo de carne. Tape y cueza en el horno durante una hora y 30 minutos. Alternativamente, cubra y cocine a fuego muy suave durante un aproximado de una hora, y retire la tapa después de 45 minutos.


Espolvoree el perejil y sazone bien con sal y pimienta recién molida.


Tips:


Los acompañantes para este plato son infinitos. Un arroz blanco, unos fetuccini frescos o un puré de papa son combinaciones que van de la mano con este plato.


Si desean un toque picante y ahumado en este plato, utilice una mezcla de paprika dulce, picante y ahumada, y verá que es una de las que mejor se le puede recomendar.


Otro dato importante es que este plato es de carácter, y en algunos casos una cucharada de crema fresca, no le quedará mal.


Twitter: @Stassiesasi
www.patepalo.com
http://www. facebook.com/PatePaloBrasserie


Fuente: Listín Diario