Fuerza NEl presidente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Marino Vinicio Castillo, consideró una grave ofensa para el país que una misión de la Organizzcion de Estados Americanos ( OEA) venga a supervisar el proceso de repatriaciones de ilegales haitianos, lo que constituye una violación al Artículo 3 de la Constitución de la República,


Asimismo dice que viola la carta orgánica de la OEA que instituye el respeto absoluto de los Estados a la no intervención en asuntos internos.


Al dejar inaugurada la nueva casa nacional de la FNP, ubicada en la esquina de las calles Pedro Henríquez Ureña y Galván de esta capital, Castillo explicó que el tema de ordenamiento migratorio, la nacionalidad y el derecho a la repatriación de ilegales son derechos inmanentes de la soberanía de los Estados, que no pueden ser desconocidos ni tutelados por la OEA ni por ningún organismo internacional ni otros Estados.


Rechazó la posición de la Cancillería Dominicana que califica de aplaudir esa injerencia odiosa que hace recordar la triste experiencia del año 1965, cuando la OEA sirvió de palio a una intervención militar que vino a impedir el restablecimiento de la democracia en los términos más altos en que podían ser concebidos, privando al país de la vuelta de Juan Bosch”, expresó Castillo ante cientos de seguidores de la FNP.


“Ya el secretario general de la OEA se encargó de descalificarse, aún más, cuando tomó partido prejuiciado y absurdo contra la capacidad del Estado Dominicano para ordenar todo lo relativo al sagrado ámbito de su soberanía”, agregó el doctor Castillo, dijo en nota de prensa enviada a Diario Libre.