ExpresidenteEl expresidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle, criticó ayer el gasto excesivo en que dijo incurren gran parte de los partidos políticos de la región durante sus campañas electorales. Afirmó que en muchos casos, el costo de las campañas electorales supera con creces la cantidad de habitantes del país, algo que consideró debe ser superado cuanto antes, a los fines de disponer de mayor cantidad de recursos para proyectos de desarrollo.


El exgobernante expuso sus consideraciones al intervenir en el cierre del tercer ciclo de conferencias del curso “Campañas Electorales en el siglo XXI: De la Improvisación a la Ciencia”, evento organizado por la Academia para la Profesionalización de la Política (APP), y que se realizó en el hotel Occidental Embajador, de esta capital.


Durante su intervención, Lacalle expuso las vivencias, lecciones aprendidas y conocimientos adquiridos en cada una de las campañas electorales en las que participó durante su amplia trayectoria política.


Al abundar sobre el tema de los gastos electorales, Lacalle se mostró partidario de que los Estados subsidien a los partidos políticos, a los fines de garantizar transparencia en el origen de los recursos que estos administran. Sin embargo, dijo que ese respaldo económico estatal debe consistir en facilitar los medios de comunicación gubernamental para que de manera equitativa las organizaciones políticas promuevan sus propuestas electorales.


En ese mismo sentido, el político suramericano insistió en que cada país debe hacer una campaña electoral acorde con su realidad económica, sentando las bases institucionales para evitar el dispendio de recursos que pueden ser invertidos en iniciativas de desarrollo.


Reveló, a manera de ejemplo, que en Uruguay el 80% de los gastos en publicidad electoral son destinaos a la televisión, lo que definió como “un asalto a mano armada”.


En otro aspecto de su intervención, Lacalle se pronunció a favor de que los líderes políticos promuevan discursos e ideas que garantice la unidad nacional como vía para hacer frente a sus principales desafíos.


En ese tenor, el exgobernante uruguayo consideró un acto de inconsciencia que se realice una campaña electoral sobre la base de descalificar al contrario, como suele suceder.


En otro orden, Lacalle saludó el esfuerzo que realiza la APP con miras a lograr la profesionalización de las personas que aspiran a ocupar cargos públicos. “Es una iniciativa buena que yo espero que dé muchos frutos”, dijo el político, que fue Presidente de Uruguay en el período 1990-1995.


En ese sentido, afirmó que la democracia de por sí no garantiza un buen ejercicio del poder, por lo que ve bien que se prepare los recursos humanos que se necesita para dirigir las diferentes instancias gubernamentales.