EIEl grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha castigado a 94 personas, entre ellas cinco menores, por no cumplir el ayuno durante el mes de ramadán en Siria, con crucifixiones, azotes y exhibiéndolas en público dentro de jaulas.


El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, explicó a Efe por teléfono que los yihadistas han aplicado esas “penas” en las zonas que controlan en las provincias septentrionales sirias de Alepo, Al Raqa y Deir al Zur.


De esas víctimas, al menos 20 fueron encerradas en jaulas en las poblaciones de Al Raqa, capital de la provincia homónima; Al Mayadín, en Deir al Zur, y Deir Hafer, en Alepo, donde fueron expuestas en público en la calle.


Abderrahman apuntó que no dispone del número exacto de crucificados, porque en algunos casos el EI impuso este castigo y, al mismo tiempo, la víctima fue exhibida también en una jaula.


En las crucifixiones, los extremistas colgaron del cuello de los “infractores” carteles con mensajes que decían “se le crucifica por un día entero y 70 latigazos por romper el ayuno”.


Además, al aplicar este castigo en la vía pública, los radicales permitieron a menores de edad burlarse de las víctimas.


El EI capturó a estas personas después de enterarse a través de informantes de que no ayunaban y envió a su cuerpo parapolicial, la “hisba”, para capturarlos.


El ramadán, que este año comenzó el 18 de junio en Siria y otros países de la región, es el noveno mes del calendario lunar musulmán, y a lo largo de él los fieles deben abstenerse de comer, beber y mantener relaciones sexuales desde el alba hasta el atardecer.


El Observatorio ha documentado estos casos desde el pasado 22 de junio, cuando se registraron las primeras crucifixiones de dos menores por no ayunar en Siria, hasta el día de hoy.


El actual mes de ramadán está a punto de acabar y se espera que hoy los expertos confirmen si primer día del “Eid al Fitr”, fiesta que pone fin al ayuno, comienza mañana o el sábado en Siria.