SospechosoKate Steinle estaba caminando con su padre en un muelle concurrido de San Francisco cuando se escuchó un solo sonido de explosión en el aire.


Ella cayó al suelo al ser impactada por una bala, víctima de lo que parece ser un asesinato al azar, según dice la policía.


El hombre acusado de hacer el disparo mortal -Juan Francisco López Sánchez, de 45 años de edad- es un inmigrante indocumentado y delincuente reincidente que ha sido deportado cinco veces a México, de acuerdo con funcionarios de inmigración.


Según le dijo una fuente de las fuerzas federales del orden público a CNN, ya serían seis veces sino es porque las autoridades de San Francisco lo buscaban por una orden judicial relacionada con el narcotráfico.


Así que, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), que tenía a López Sánchez bajo su custodia en marzo luego de ser liberado de la prisión federal, lo entregó a los subdelegados de San Francisco.


El ICE dijo que solicitaron una orden de retención de inmigración, pidiendo que le informaran a la agencia antes de que López-Sánchez fuera liberado.


Sin embargo, San Francisco es una ciudad que no cumple con dicha solicitudes y el Departamento del Alguacil lo liberó.


Freya Horne, asesora legal principal del Departamento del Alguacil del condado de San Francisco, le dijo a CNN que lo liberaron porque no había ninguna causa legal para detener al sospechoso.


Según informó la policía, el miércoles por la tarde, en el muelle 14, López-Sánchez le disparó una vez a Steinle, de 31 años de edad, en la parte superior de su cuerpo. Una hora después, lo encontraron a un poco más de kilómetro y medio y fue arrestado.