donald-0Reuters.- Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana para las elecciones estadounidenses, reaccionó el miércoles a un reporte de que insultó a una abogada cuando ésta pidió un momento para extraerse leche para su hija, la última de una serie de polémicos dichos que han caracterizado su campaña.


El magnate no negó haberse enojado y llamar a la mujer “desagradable” en el 2011, pero reaccionó cuando surgieron reportes del incidente a última hora del martes.


La abogada Elizabeth Beck estaba interrogando al magnate en un caso de bienes raíces en Florida cuando solicitó una interrupción, según un testimonio judicial del que informó primero el diario New York Times.


Trump terminó abruptamente la deposición y cuestionó el pedido de su propio abogado para ir al baño, según el testimonio.


“Ella se quería extraer leche frente a mí en la deposición”, dijo Trump el miércoles en Twitter.


Beck dijo a Reuters que eso no era cierto. “Me exaspera ahora porque está diciendo falsedades”, afirmó.


Trump, conocido por su extravagante estilo, ha sido criticado por sus comentarios sobre inmigrantes mexicanos, veteranos de guerra y otros precandidatos republicanos pese a que sigue subiendo en las encuestas.


La última polémica ocurrió luego de que un importante asesor de Trump se disculpara el martes por realizar comentarios sobre la violación marital, que también generaron indignación.


El miércoles, Beck dijo en CNN que “Él se levantó, con el rostro rojo, me señaló con el dedo y me gritó ‘Eres desagradable, eres desagradable’, y salió de ahí”.


Después, Trump respondió en Twitter: “Tanta gente que no sabe nada sobre mí está comentando en TV y los medios como si tuvieran gran conocimiento de D.J.T. ¡No saben nada!”.


Pero Beck defendió sus declaraciones y dijo que había sido testigo del comportamiento de Trump en varias interacciones personales con el magnate durante varios años.


“Sé lo que vi”, dijo. “Saben cómo ellos se comportan en ciertas circunstancias”, agregó.


El abogado de Trump Alan Garten dijo al diario que la solicitud de Beck por una interrupción era un intento de ganar tiempo, pero sus comentarios no reflejaron una posición sobre el amamantamiento.


Beck, cuya firma aún está en litigio con Trump, rechazó ese argumento y dijo que el magnate voló más tarde a su oficina en Miami para terminar la deposición.


Representantes de Trump no devolvieron una llamada para realizar comentarios.


Fuente: noticias.com.do