DiputadoEl diputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán, pidió al Gobierno dominicano regular y condicionar la entrada al país de parturientas haitianas que ingresan en procura de buscar asistencia en los hospitales dominicanos, ya que el gobierno haitiano despliega una ofensiva internacional alegando que todo nacido en RD de padres haitianos son ciudadanos dominicanos, en contraposición con lo que dispone la Constitución de la República.


“Miles de parturientas haitianas ingresan para buscar asistencia en nuestros hospitales; República Dominicana, en un gesto de generosidad y de solidaridad las recibe y les da asistencia gratuita. Ahora sucede que el gobierno de Haití tiene una campaña internacional contra la República, cuestionando su Constitución y sosteniendo que todo hijo de haitiano ilegal nacido en RD es dominicano. Los hospitales expiden un acta rosada como extranjero; eso va a los consulados de Haití para que se expidan las partidas de nacimiento correspondientes y según nuestras informaciones el gobierno haitiano no los está acreditando como sus ciudadanos”, expresó Castillo Semán.


“El gobierno tiene que regular y condicionar el ingreso al país de parturientas haitianas buscando servicios de salud, siempre y cuando su Estado reconozca que quienes están naciendo en un hospital público en esas condiciones no son ciudadanos dominicanos, sino haitianos. Según datos extraoficiales, son más de 40,000 al año y los consulados haitianos no les están dando las partidas de nacimiento como ciudadanos. Eso es algo muy grave y peligroso para República Dominicana”, agregó Castillo Semán.


“El editorial del New York Times del día de ayer exige al Estado Dominicano desconocer su propia Constitución y su orden legal y otorgar nacionalidad dominicana a todo hijo de haitiano nacido en RD. Es la misma petición que le hizo el jefe de ONU a Danilo Medina en Panamá de un millón de ciudadanías dominicanas para un millón de haitianos. Es el mismo pedimento que le hizo el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es toda una conspiración internacional que busca fusionarnos con Haití, falsificando la nacionalidad dominicana”, concluyó Castillo Semán.