DialogoEl Gobierno dominicano señaló ayer que el reinicio del diálogo entre República Dominicana y Haití depende de que el vecino país “deponga su actitud de descrédito”, y que este restablecimiento de lazos no requiere la mediación de la Organización de Estados Americanos (OEA).


“Recordamos que existen los mecanismos de diálogo bilateral entre ambos países, y se podrán restablecer en cuanto el gobierno haitiano deponga su actitud de desacreditar a República Dominicana, como mecanismo de evasión de su responsabilidad para con la población haitiana”, expresó en un breve mensaje de 4 minutos el canciller dominicano Andrés Navarro, en respuesta al informe presentado ayer por el organismo internacional.


En el año 1996 se creó la Comisión Mixta Bilateral, espacio a través del cual ambos países desarrollaron desde ese momento negociaciones y acuerdos en distintos temas. Tras varios años inactiva, fue retomada en el 2011, y fue ampliada su agenda. La última reunión de la Comisión Mixta Bilateral se produjo en los últimos días del pasado mes de marzo.


Navarro rechazó, además, la mediación de la OEA, ofrecida como sugerencia en el informe de la misión que visitó a RD y a Haití a principios de este mes y presentado la mañana de ayer en la sesión del Consejo Permanente de este organismo, al considerar que “no existe actualmente un conflicto entre ambos países que amerite tal cosa”.


“La política migratoria dominicana y sus mecanismos de aplicación son de la exclusiva competencia de nuestro estado, y no son objeto de negociaciones”, dijo el Canciller, quien estuvo acompañado en su comparecencia por los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo; y de Interior y Policía, José Ramón Fadul.


Finalmente, reiteró el compromiso de trabajar por la debida identificación y regularización de los residentes en el país, y “la protección y garantía de los derechos humanos”, cuyas supuestas violaciones, aseguró al principio de su intervención, fueron desmentidas por el propio informe de la OEA.