CONATRAEl presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra), Antonio Marte, se reuniór con el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, para revelarle la existencia de una mafia que otorga préstamos informales, con intereses muy elevados, para luego despojar a las personas de sus vehículos, con la ayuda de abogados y de fiscales.


Marte le comentó a Domínguez Brito que la finalidad de esa red mafiosa es poner el vehículo incautado de manera ilegal en venta, a través de pública subasta.


Dijo que una empresa, que no identificó, se ha dado a la tarea de realizar préstamos en las calles, en su mayoría a choferes, poniéndolos a firmar pagaré notarial, y cuando no puede pagar los altos intereses, un personal de esa empresa le quita al chofer el vehículo, aunque no sea de su propiedad.


Marte le contó al procurador Domínguez Brito que esa empresa de usureros se dedica a incautarle los vehículos a los choferes, aunque la matrícula esté a nombre de otra persona y el vehículo no fue puesto como garantía del préstamo que recibió.


“Si le incautan a la persona una yipeta o al chofer le quitan un vehículo que sea de mi propiedad, lo venden en pública subasta y si el conductor no notifica al dueño, venden el vehículo aunque la matrícula esté a mi nombre”, agregó.


Sostuvo que la intervención del fiscal y del abogado se da cuando en los casos que no pueden vender el vehículo a nombre de otra persona, y estos casos obligan al dueño del vehículo a realizar los pagos del chofer deudor, a un plazo de cinco o de seis meses.