CNTUCon el propósito de transformar la imagen de los servicios que se ofrecen en el transporte público de pasajeros y de taxis, la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), anunció este viernes la elaboración de un Plan Nacional de Renovación Vehicular del Transporte Público de Pasajeros, que pretende integrar nuevas unidades en un proyecto que abarcará todo el país y que contempla dar participación estelar a las mujeres.


El presidente del gremio, Williams Pérez Figuereo dijo que para que los conductores brinden un mejor servicio a los usuarios, la CNTU, está impartiendo cursos a sus miembros, sobre concientización, educación vial, relaciones humanas y primeros auxilios en caso de accidentes, formándolos para que den un mejor trato a los usuarios.


Indicó que han emprendido una campaña de empoderamiento en los pueblos donde operarán las nuevas rutas, las cuales serán administradas por núcleos de ciudadanos, comprometidos con el desarrollo social de sus respectivas comunidades, puntualizando que las nuevas unidades, serán otorgadas a los conductores mediante un crédito bancario personal, el cual deberá ser pagado en abonos diarios a una cuenta bancaria personal, cuyo propósito es incentivar el habito de ahorro crediticio en el sector choferil, dicho crédito, será gestionado a través de la Banca Solidaria, a la tazas mas baja del mercado local.


Pérez Figuereo, destacó que este proyecto beneficiará, directamente, a los sectores de clase media y baja, sin tomar en cuenta banderas políticas o religiosas, por lo que será tomado en cuenta, unicamente, la integridad humana, la seriedad personal y el interés de superación mostrado por cada participante del proyecto.


Agrego, que este ambicioso proyecto, espera contar con el respaldo del presidente de la república, Lic. Danilo Medina, en lo correspondiente al pago de un impuesto único en las importaciones de las unidades que se pondrán en servicio, aclarando que cada vehículo saldrá a nombre de cada beneficiario desde las aduanas, con lo que se procura eliminar cualquier intermediación de particulares.