CirujanoEn 2013 el mundo vio con asombro el caso de la nariz ‘cultivada’ en una frente de un paciente en China. Ese mismo y en ese mismo país doctores salvaron la mano de un hombre al implantarla en una de sus piernas. Y ahora lo volvieron hacer: cirujanos chinos lograron salvar la mano al injertarla en el tobillo de un sujeto.


Zhou, un empleado de una fábrica, se amputó la mano en un accidente con una hoja giratoria. Fue operado en el Hospital Xiangya de Changsha, en la provincia de Hunan, reportó The Daily Mail.


Como los cirujanos no pudieron poner la mano en el brazo de Zhou tras el accidente, Tang Juyú, jefe de microcirugía del centro médico, decidió injertar la mano en su pierna para mantenerla con vida con los tendones sanos de esa extremidad.


Es el mismo hospital que salvó la mano del trabajador en 2013.