Bandera La bandera confederada, un símbolo de polarización, será retirada del capitolio de Carolina del Sur, después de estar ondeando durante medio siglo.


La madrugada del jueves, la Cámara de Representantes votó 94-20 a favor de removerla, logrando la aprobación final de un proyecto de ley que ya había avalado el Senado a principios de semana.


El proyecto logró más de dos tercios de los votos necesarios, pero la aprobación llegó después de un intenso debate de más de 12 horas, tras una enmienda de un puñado de legisladores.


El proyecto de ley pasa ahora a la gobernadora Nikki Haley, quien ha dicho que va a firmar la ley.


“Es un nuevo día en Carolina del Sur, un día en que todos podemos estar orgullosos, un día que verdaderamente nos une a todos a medida que seguimos como un solo pueblo y un estado”, dijo Haley en un comunicado.