Camas De BronceadoEsta es la fascinante investigación que estamos observando de alrededor del mundo. CNN Health & Wellness ha medido el posible impacto de estos estudios en nuestra salud.


Ya no se utilizan tanto las camas de bronceado


Pocos adultos estadounidenses se están sometiendo a los rayos ultravioleta artificiales, según un nuevo estudio de JAMA Dermatology.


Los datos muestran que de 2010 a 2013, hubo una reducción de 1,6 millones de mujeres y 400.000 hombres que utilizaron las camas de bronceado interior, lo cual indica que algunas personas recibieron el memorándum sobre los peligros del bronceado de interior.


Esta reducción podría ser una buena señal, pero algunos legisladores están trabajando por lograr una prohibición nacional sobre las camas de bronceado para las personas menores de 18 años. Pero no todos están listos para hacer que la piel pálida sea más popular.


El informe también muestra que casi 10 millones de personas aún utilizan camas de bronceado, aunque se requiere que todas las camas tengan etiquetas de advertencia de la FDA para indicar que los rayos UV pueden ocasionar cáncer.


Tratar a los niños y adolescentes con antipsicóticos


De 2006 a 2010, el número de recetas de antipsicóticos aumentó en el caso de los adolescentes y adultos jóvenes, mientras menos niños menores de 12 años recibieron recetas para dichos medicamentos.


En general, el índice del uso de antipsicóticos en menores se redujo, y esto es algo bueno, según los investigadores, porque la FDA dice que estos medicamentos se recetan en exceso y tienen efectos metabólicos negativos.


Los antipsicóticos son medicamentos que reducen los síntomas de la psicosis: experimentar alucinaciones, escuchar voces o tener otros pensamientos confusos. Los investigadores también encontraron que los niños adolescentes eran el grupo al que más a menudo se le recetaba antipsicóticos, y que los medicamentos fueron utilizados para tratar el comportamiento agresivo relacionado con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.


Cinco cambios para reducir el padecimiento de enfermedades cardíacas a la mitad


Las muertes por enfermedades cardíacas en Estados Unidos podrían bajar en un 50% si cada persona evitara cinco factores clave de riesgo, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en Annals of Internal Medicine.


Estos cinco “asesinos cardiovasculares” son fumar, la obesidad, la diabetes tipo 2, el colesterol elevado y la presión sanguínea elevada.


Si un cambio de estilo de vida a nivel nacional parece demasiado ambicioso, el estudio consideró qué pasaría si todo el país fuera tan saludable como los estados más saludables en esas cinco áreas. Resulta que el 10% de todas las muertes por enfermedades cardíacas serían eliminadas.


Potenciar los índices de supervivencia a un paro cardíaco con capacitación


Es posible salvar más vidas de un paro cardíaco, dice un nuevo informe del Instituto de Medicina, pero cada minuto cuenta. Esta que es la tercera causa principal de muerte se diferencia de un ataque cardíaco; el paro cardíaco ocurre cuando el corazón deja de latir repentinamente y comúnmente ocurre sin señales de advertencia.


Ahora mismo, los índices de supervivencia afuera de entornos de hospitales no son alentadores: menos del 6% de las personas sobreviven un paro cardíaco. Si no reciben tratamiento en cuestión de 10 minutos, el índice de supervivencia es de casi cero. Pero debido a que muy pocas personas reciben capacitación en cuanto a RCP, el estudio recomienda ampliar la educación pública y la capacitación de los operadores de Servicios Médicos de Emergencia para ayudar por teléfono a las personas que llaman al 911.