PakistanEl número de muertos por las inundaciones que afectan a Pakistán desde la semana pasada se eleva ya a 67, mientras varias zonas del país se encuentran en alerta por fuertes lluvias hasta el miércoles, informó hoy una fuente oficial.


La mayoría de los fallecidos, 32, se produjeron en el distrito de Chitral, situado en la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhw (KPK) y uno de los más golpeados por las lluvias de los últimos días, dijo el portavoz de la Autoridad de Gestión de Desastre Nacional (NDMA, en inglés), Ahmed Kamal.


Las inundaciones han afectado a cientos de miles de personas en al menos 450 poblaciones y han dañado unas 95.000 hectáreas de cultivos y más de 1.600 viviendas en el país, según el último informe de situación de la NDMA.


Para lidiar con esta situación, las autoridades han instalado más de 150 campamentos de socorro y han repartido más de 20.000 toneladas de alimentos entre los damnificados, según los últimos datos oficiales.


El Centro de Previsión Meteorológica ha anunciado lluvias intensas y ha advertido de posibles inundaciones en diferentes puntos de las cuatro provincias paquistaníes para los próximos tres días, según una alerta publicada en su página web.


Hace tres meses, las lluvias torrenciales y fuertes vientos asolaron el noroeste del país, dejando medio centenar de fallecidos y 200 heridos antes del comienzo de la temporada del monzones, que cada año causa inundaciones en los países de la región entre julio y agosto.


Las lluvias asociadas al monzón dejan cada año importantes daños personales y materiales en los países del sur de Asia.


Las peores inundaciones de la historia paquistaní ocurrieron en 2010, tras un monzón extraordinariamente intenso, que se sumó a un deshielo estival también especialmente abundante y ocasionó 2.000 muertos y más de 20 millones de damnificados.