Zona FrancaLas autoridades gubernamentales y privadas del sector zona franca no se han cansado de pregonar lo bien que, desde hace varios años, le está yendo, lo cual se refleja a través de las estadísticas oficiales, pero no han logrado hacer que un grupo de las empresas que dirigen honre la deuda que asumió con bancos comerciales con el aval del Estado, cuando en 2007 ese sector enfrentaba una crisis.


“República Dominicana está de moda, digo estas palabras porque todos los parques de zonas francas están prácticamente llenos, a excepción de uno o dos que son del Estado, pero los privados están todos llenos y están todos expandiéndose”, así se expresó ayer la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Luisa Fernández, dando muestras de lo bien que está el sector.


Pero de las 31 empresas de zonas francas que tomaron RD$1,200 millones prestado en 2007, únicamente dos han saldado sus cuentas, 16 de ellas deben los montos que se les desembolsaron en su totalidad y 13 los deben casi todos.


A razón del evidente atraso en el pago de estos préstamos y de la mejoría que han experimentado las empresas de zonas francas, el senador de la provincia de San Cristóbal, Tommy Galán, sometió un proyecto al Congreso Nacional que modifica la Ley 174-07 sobre el aval que permitió que las empresas de zonas francas se beneficiaran de dicho préstamo, a fin de que el Ministerio de Hacienda tenga la obligación de cobrar esta deuda. Según el proyecto de ley presentado por Galán, las empresas de zonas francas que deben la totalidad de sus préstamos son: A&R International (US$450,000); Alexander Manufacturing Company, S.A. (US$250,000); Antilles Manufacturing (US$1.5 millones); Bojos Leather Limited (RD$126.2 millones), Bojos Leather Ltd (US$850,000); Camila Apparel S.A. (US$100,000) y Cape Sportwear (US$450,000).


Así también en la lista de las empresas que no han pagado ni un centavo de los millones de pesos que recibieron a modo de préstamo en 2007 están: Empresas T&M, S. A. (US$760,000); FyJ Internacional (US$500,000); FJ Industries (US$750,000); New Prime Inc. (US$400,000); Ramsa, C. por A. (US$1.5 millones); Souther Investment International (US$190,000); Taíno Leather (US$270,000); Toyer Enterprises Corporation (US$450,000) y Dominican Pottery, Inc. la cual aparece con dos montos (US$629,725 y US$270,000).


El artículo 4 de la iniciativa de Galán, quien es senador por el partido de gobierno (PLD), dice: “La deuda impaga de las empresas de zonas francas que se han acogido a los beneficios del aval financiero otorgado por el Estado dominicano mediante la presente ley, no prescribirán, debiendo el Estado proceder al cobro inmediato de la misma hasta la total extinción de la deuda, utilizando para ello los mecanismos establecidos en las disposiciones contenidas en la presente ley y en las disposiciones legales que rigen el ordenamiento jurídico de la República Dominicana”.