Carta


El 27 de enero 1877 una carta fue sellada y preparada para ser enviada desde Sains-du-Nord, una comuna francesa, a otra llamada Trélon.


Solo hace unos días, tras un viaje en el tiempo de 138 años, llegó finalmente a su dirección: la bisnieta del destinatario.


Aunque la carta llegó a la oficina postal de Trelón en 1877, no se sabe que pasó después. Aunque la letra de la misiva no es fácil de descifrar, se puede deducir que habla de una orden solicitada para enviar unos tejidos a Bohain, una localidad francesa, dando un par de indicaciones como “entregar hilos y tejidos rapidamente”.


Según la bisnieta, esto tiene sentido, ya que su bisabuelo Amand Pailla (1820-1897), tuvo una fábrica de hilos, según informó el portal Lavoixdunord.


El servicio postal francés abrirá una investigación para determinar las causas del increíble retraso en la entrega.