Dominicano


Carlos Montero, un dominicano residente en el Alto Manhattan y acusado del asesinato a puñaladas de un hombre y un atraco, el 23 de octubre de 2008, tiene casi siete años preso en la cárcel municipal de Rikers Island (Queens), sin que haya sido enjuiciado.


Según el tabloide NY Post, que reseña su historia, los expertos creen que Montero, que tiene seis años y ocho meses encerrado, podría seguir en las rejas por otro largo tiempo, hasta que se le ponga fecha a su juicio.


Montero, de 24 años de edad, estaba con dos amigos en la referida fecha, cuando uno de ellos mató a la víctima durante el atraco en el Alto Manhattan.


Ha intentado ser enjuiciado por separado, hasta que a uno de sus cómplices se la haga la prueba del ADN, pero el juez rechazó su petición y su abogado dijo que buscará la libertad bajo fianza, aunque lo considera ” una causa perdida”.


“Estoy deprimido, sólo quiero irme a mi casa”, dijo Montero al tabloide. Fue recluido cuando tenía 17 años de edad.


Los fiscales argumentan que Montero estaba acompañado por sus compatriotas Jairo Peralta y Diangelo Enríquez, cuando interceptaron a la víctima Brian Maldonado, que caminaba por la calle 187 y avenida Audubon, del Alto Manhattan, a quien Peralta asesinó a puñaladas.


Enríquez atacó a otro hombre que trató de huir de la escena, según la versión de los fiscales.


Montero asegura que ni siquiera estaba ahí ese día, a pesar de que testigos lo han señalado.


Los fiscales le han ofertado una condena de 15 años para que se declare culpable, pero la rechaza y mantiene su inocencia.


Expertos en jurisprudencia dijeron que en el caso de Montero, podría comenzarse un récord estatal de mayor tiempo tras las rejas sin ser enjuiciado.


El estatuto legal del Estado de Nueva York, garantiza el derecho de un preso a un juicio rápido, en un plazo de 180 días, pero no se aplica en casos de asesinatos.


También, un derecho que protege un procedimiento razonablemente rápido, bajo la Sexta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, como es el Habeas Corpus, pero no establece tiempo.


Montero ha sido conducido 77 veces a la Corte Suprema Estatal de Manhattan, ante el juez Ronald Zweibel y lleva 2,423 días en la celda.


El retraso en el caso de Montero ha acarreado gastos excesivos al presupuesto de la ciudad, que paga por la estadía durante un año de un recluso $167,731 dólares, según datos registrados hasta 2012.


Significa que Montero ya le ha costado a la ciudad más de $1 millón de dólares.