Seguro


El director del Consejo Nacional para el VIH y el SIDA (Conavihsida) inició una negociación con el Seguro Nacional de Salud (Senasa) para la inclusión de alrededor de 6,000 trabajadoras sexuales al Régimen Subsidiado del Seguro Familiar de Salud (SFS), con el fin de prevenir enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, a ese segmento de la población.


Así lo informó Víctor Terrero, quien dijo que técnicos de las dos entidades trabajan en el diseño de la estrategia a emplear, para ver la forma en qué se hará la inclusión, que tomaría carácter formal con la firma de un acuerdo entre él y Chanel Rosa Chupany, director ejecutivo del Senasa.


La afiliación se iniciaría con las trabajadoras sexuales inscritas en el Movimiento de Mujeres Unidas (Modemu) que preside Jacqueline Montero, defensora de los derechos del sector ante el Conavihsida, con voz y voto. De las 6,000 trabajadoras del Modemu, 500 ejercen las labores de orientación entre sus pares.


En términos de salud, Terrero dijo que significará para las trabajadoras sexuales mayor cobertura de servicios de salud, atenciones en estudios especializados, cobertura de enfermedades de alto costo y acceso a medicamentos.


De acuerdo con datos del Conavihsida, en el país en el país hay 91,725 trabajadoras sexuales, de las cuales 86% usan condones.


Dijo que ese sería un importante logro del sistema sanitario, así como del Gobierno en materia de Seguridad Social.


“Ha sido un esfuerzo en que todos los sectores del país estén incluidos en la seguridad social, que de hecho fue un compromiso de campaña del presidente Danilo Medina”, recordó.


Señala que es un compromiso de inclusión de todos los sectores y en ese orden, le toma la palabra al Presidente Medina.


El director de Conavihsida habló del tema, al participar en el taller “VIH y Políticas de protección social para problemas clave”, dirigido a periodistas, a líderes comunitarios y a representantes de distintas instancias del gobierno.


La intención el evento fue motivar a la reflexión sobre el estigma y la discriminación contra la población Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero e Intersexual (LGBTI).