Sectores


Dirigentes políticos y técnicos urbanos consideraron improcedente en la actualidad la propuesta de dividir en tres la provincia Santo Domingo, como parte de las negociaciones entre el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD).


El presidente de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), Juan de los Santos, dijo que no se opone a la división, pero que el proyecto debe de ser pospuesto hasta que se apruebe la Ley de Ordenamiento Territorial.


“Hablar de una división de la provincia a menos de un año de las elecciones, yo creo que no es el momento más indicado”, indicó.


De los Santos, alcalde de Santo Domingo Este, consideró que la división provincial de Santo Domingo no fue la correcta, pero sí fue bien dividida en el nivel municipal.


El director General de Ordenamiento Territorial, Franklin Labour, argumentó que para la aplicación de la división se deben ver criterios de tipos económicos, no solamente electorales, o demográficos.


“Nosotros entendemos que cualquier tipo de intervención del territorio desde cualquier modificación, debería estar sujeta o sustentada en criterios técnicos que están en el anteproyecto de Ley que reposa en el Congreso Nacional, es decir, deberíamos continuar con el proceso”, expuso.


Labour señaló que no se opone a una decisión que se tome en los organismos competentes, como es el Congreso Nacional, pero como institución estiman que como este sistema está caminando, lo correcto sería que la provincia, el Gran Santo Domingo, pueda contar con un plan de ordenamiento territorial, y dentro de ese plan hacer las propuestas que entendamos de lugar, para que la provincia pueda alcanzar lo que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo.


Tirso Mejía Ricart, a quien le tocó desarrollar la división del antiguo Distrito Nacional como expresidente del Consejo Nacional De Asuntos Urbanos (Conau) criticó la idea, al señalar que forma parte de “hiperburocracia” del PLD.


“Eso implica nuevos gobernadores, choferes, secretarias, un distrito judicial, eso cuesta millones de pesos anuales”, aseveró. Mejía Ricart afirmó que lo que se necesita ahora es tener menos provincias, no más, tras señalar que la creación de provincias no resuelve los problemas del país. “Eso no ayuda absolutamente a nada, excepto a que haya dos senadores más”, insistió.