Santiago


La provincia de Santiago tiene una prevalencia de 18,9 por ciento de sífilis, la más alta del país, seguida de Santo Domingo, con 13,9 %, y de Puerto Plata, con más de 10 por ciento, reveló el director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), Víctor Terrero.


Terrero emitió sus consideraciones durante la inauguración del taller “VIH y políticas de protección social”, junto a Ramón Rodríguez, administrador de los Comedores Económicos del Estado Dominicano, dirigido a comunicadores de Santiago, según dio a conocer hoy Conavihsida en nota de prensa.


El funcionario también informó que la prevalencia más alta de sífilis en trabajadoras sexuales se registra en Puerto Plata, con 12,1 por ciento, seguida de Santo Domingo, con 12 por ciento, y de Santiago con 8,9 %.


“Esos indicadores plantean cada día grandes retos al sistema de salud, así como estrategias eficaces e innovadoras para enfrentarlos”, expuso Terrero.


El director de Conavihsida pidió a los comunicadores del país integrarse, desde sus diferentes medios, a los esfuerzos por mejorar los indicadores, tanto en las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), como en VIH y Sida.


“Alcanzar estos objetivos implica repensar nuestras ofertas programáticas, y proponer a los periodistas, comunicadores y líderes de opinión, una nueva agenda comunicacional, para informar, orientar y crear conciencia pública en esos temas”, agregó el funcionario.


Aseguró que la discriminación se da en diferentes formas y escenarios, entre ellos el ámbito laboral, los servicios de salud, la política, la educación, las actividades sociales y deportivas.


Citando datos de la segunda Encuesta de Vigilancia de Comportamiento, el funcionario afirmó que entre un 12 por ciento y 56.3 por ciento de los gays, trans y otros hombres que tienen sexo con hombres sido rechazados por su condición en el ámbito laboral.


“Esta situación se produce en porcentajes que van desde un 3,7 por ciento hasta un 48,5 por ciento en los servicios de salud, de 14,3 por ciento a 64 por ciento en escuelas y universidades, y de 7,6 por ciento a 22,4 por ciento en el seno familiar”, expresó.