Haiti


El gobierno haitiano ha emitido una orden para que no se reciba como repatriados a las personas afectadas por la sentencia 168-13, esto por considerar que fueron “despojadas de la nacionalidad dominicana”.


Así lo reveló un funcionario haitiano que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a referirse al tema.


Según dijo, la orden le pide a las autoridades de Migración hacer la “distinción” de los migrantes indocumentados y de las personas afectadas por la sentencia, que le negó la nacionalidad a una mujer de padres haitianos, Juliana Deguis, porque estos estaban en condición “de transito” y sin documentación migratoria regular, de acuerdo a la sentencia de una corte dominicana.


Medios haitianos informaron que la medida solo es la ejecución a las declaraciones del presidente de Haití, Michelle Martelly, que hace unos días reveló que una comisión integrada por la Unión Europea, la comunidad de Estados del Caribe y Haití supervisarían las repatriaciones.