Repatriaciones


Ante la vigilancia que harán organismos internacionales a las repatriaciones de ilegales, el gobierno dominicano advirtió ayer que “no cogerá presión”, ni permitirá injerencia”, y que las supervisiones deberán realizarse en el marco del respeto a la soberanía nacional.


En tanto, ayer al ser cuestionado sobre las deportaciones de extranjeros que no se acogieron al Plan de Regularización, el presidente Danilo Medina afirmó que en su discurso del pasado 27 de febrero se refirió al tema, y que lo cerró. “Yo hablé en febrero de ese tema y lo cerré”, afirmó brevemente el mandatario.


En torno al tema se pronunciaron ayer los ministros de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, quienes calificaron de exitoso el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular en la República Dominicana.


Fadul explicó que los registrados durante el proceso serán sometidos a una amplia depuración por los organismos de seguridad del Estado, a fin de establecer si hay delincuentes entre los inscritos. Sobre la presencia en el país de organismos internacionales para supervisar las repatriaciones, señaló que escucharán y acogerán todos los planteamientos en beneficio del país. “Ahora, injerencia no”, puntualizó.


“Yo no cojo presión, ni el Presidente de la República coge presión, ustedes lo conocen, aquí no se coge presión, el pueblo dominicano es un pueblo que no puede coger presión, este es un pueblo legendario y heroico, de luchas”, enfatizó.


De su lado, el canciller Navarro sostuvo que las supervisiones no pueden verse como una intromisión, siempre y cuando se realicen en el marco de respeto de la soberanía nacional. Indicó que la mayoría de los organismos extranjeros, como las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han dado su respaldo a la República Dominicana y su proceso de regularización. Descartó que el Plan de Regularización haya afectado las relaciones con el vecino Haití, nación con la cual afirmó se mantienen muy buenas relaciones.