Presidente


La Clinton Correctional Facility, la prisión de donde escaparon recientemente los reclusos David Seat y Richard Matta, es la cárcel de más alta seguridad del estado de Nueva York, pero también donde habitan y han habitado los más peligrosos y reconocidos delincuentes, pernotando en ella algunos dominicanos.


Abierta en el 1945, la Clinton Correctional Facility cuenta actualmente con 1,400 policías para custodiar 2,959 peligrosos prisioneros, incluyendo condenados por asesinatos, violación sexual, asaltos, ventas de grandes cantidades de drogas y armas. Allí también permanecen recluidos decenas de dominicanos.


Dicha cárcel, identificada también como la “Siberia de Nueva York” está enclavada en las montañas del poblado de Dannemora de la ciudad de Clinton, a unos 500 kilómetros de distancia de Manhattan y unos 30 de Canadá.


Entre los prisioneros que han estado en esa prisión figura el reconocido mafioso italiano Charles “Lucky” Luciano, (10 años) y rival de Al Capone, por ser el padre de la delincuencia organizada moderna en los Estados Unidos y dividir la ciudad de Nueva York en cinco familias diferentes del crímenes organizado. Además fue el primer jefe oficial de la temible familia mafiosa Genovese, dominante en toda la nación norteamericana durante un tiempo.


Asimismo Julio González, el cubano sentenciado a cadena perpetua por haber incendiado la discoteca Happy Land en El Bronx (1990) porque su novia lo había abandonado y trabajaba en ese centro de diversión, y en donde murieron quemadas 87 personas, principalmente hondureñas. A la hora del siniestro se encontraban cerca de 150 personas. Fue apresado al siguiente día durmiendo tranquilamente en su habitación.


También Marlon Legere, condenado a cadena perpetua por matar a tiros a dos detectives de la policía de la ciudad, Robert Parker y Patrick Rafferty, en Brooklyn el 10 de septiembre de 2004.


Carl Panzram, fue un asesino en serie, violador, pirómano y antirrobo. Es conocido por su confesión a su único amigo, guardia de la prisión Henry Lesser a quien le confesó haber cometido 21 asesinatos y sodomizado a más de 1,000 hombres. Fue ahorcado en 1930 por haber asesinado a un empleado de la prisión de Leavenworth Penitenciario Federal.


Ralph “Bucky” Phillips, condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por el asesinato de tres policías del Estado de Nueva York en 2006 después de escapar de la cárcel.


Christopher Porco, cumple de 50 años a cadena perpetua por el asesinato de su padre y el intento de asesinar a su madre, en un hecho ocurrido el 15 de noviembre de 2004 en su casa de Delmar, Nueva York.


Joel Rifkin, conocido como “Joel el Destripador” después de una matanza durante cinco años contra 17 mujeres. Está cumpliendo 203 años de cárcel.


Luis Rosado, dominicano acusado del asesinato de Larry Davis (que disparó a seis agentes de policía en 1986) en la Instalación Correccional Shawangunk durante la recreación.


Altemio Sánchez, asesino en serie que mató a tres mujeres y violó a 14 de ellas en los alrededor de Buffalo, Nueva York, en un lapso de 25 años (1981-2006).


John Taylor, condenado a muerte por disparar a siete empleados de un restaurante de Wendy en Queens, Nueva York, matando a cinco e hiriendo gravemente dos en el 2006.


El pasado sábado los prisioneros Sweat y Matt, quienes cumplían condenas perpetua por asesinatos se fugaron utilizando herramientas eléctricas, cortando una pared de acero, abrieron un agujero en una pared de ladrillos, cortaron la cadena y el cerrojo de una tapa de alcantarilla que daba afuera de la prisión, dejando a su paso una nota burlona en papel amarillo con la caricatura de un rostro sonriente y las palabras “tenga un buen día”. Las autoridades están ofreciendo 100 mil dólares por informaciones que conduzcan a sus arrestos.