Gobierno


El diputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) Vinicio Castillo Semán pidió de manera urgente al Gobierno dominicano rechazar “categóricamente” la campaña de descrédito que se está produciendo en estos momentos contra el país, bajo las “acusaciones falsas de xenofobia, racismo y limpieza étnica contra ciudadanos haitianos”, en ocasión de haber culminado el Plan Nacional de Regularización y el anuncio de que se iniciarán repatriaciones de ilegales haitianos que no se acogieron al Plan.


“Nuestro pueblo, el más generoso y solidario que ha tenido Haití en toda su historia, está siendo salvajemente atacado en el exterior con una gran campaña de desinformación, que está diciendo al mundo que en nuestro país se está produciendo un holocausto, similar al llevado a cabo por la Alemania nazi contra los judíos.


Esa monstruosa versión está publicada en los principales periódicos de Estados Unidos y Canadá, sin que se haya producido defensa oficial de la Cancillería dominicana. Le pido y le exijo al Gobierno asumir cuanto antes la defensa del país ante esta campaña que busca crear la imagen de que somos un pueblo abusador y victimizar a los haitianos”, expresó Castillo Semán.


“Esta campaña internacional ha sido montada por el gobierno y la élite haitiana con ayuda de potencias extranjeras, que tiene su objetivo muy definido de cercenarle a la República Dominicana su soberano derecho a la repatriación de ilegales y a la aplicación de su ley migratoria”, agregó Castillo Semán.


“El presidente Martelly ya ha anunciado que la Unión Europea y el Caricom han conformado una comisión para supervisar las repatriaciones y que Haití no va a aceptar como sus ciudadanos a los hijos de éstos que hayan nacido en la República Dominicana, porque, a su juicio, son dominicanos, lo que representará un claro desafío al Fallo 168-13 del TC y al mandato de la Constitución de la República Dominicana. El gobierno no puede permanecer callado ante una posición que ha sido fijada oficialmente por el Presidente de Haití’, concluyó Castillo Semán.