Vacuna


Un niño de seis años enfermo de difteria murió hoy en el hospital de Barcelona (noreste) donde estaba ingresado desde el 30 de mayo, informaron fuentes sanitarias.


El niño no había sido vacunado contra esa enfermedad que ha reaparecido en España con este caso por primera vez en 28 años.


El niño tenía afectadas las funciones respiratorias, cardíacas y renales por la toxina de la difteria, y necesitaba respiración asistida, estaba conectado a un riñón artificial y llevaba varios días con circulación extracorpórea.


La aparición hace varias semanas de este caso difteria generó una amplia polémica en España por la negativa de los padres a vacunar al menor, lo que provocó su infección.


Desde entonces se ha debatido acerca de la obligatoriedad o no que los niños sean vacunados.


En España, las vacunas se recomiendan, no se imponen y una ley de 1986 suprimió la obligatoriedad.


La pruebas que se hicieron a medio centenar de compañeros y amigos del niño enfermo permitieron comprobar que ocho de ellos eran portadores de la bacteria, pero no desarrollaron la enfermedad porque están vacunados.