Screen Shot 2015-06-23 at 3.39.24 PMLa modelo y presentadora de televisión de origen haitiano Sarodj Bertin salió hoy en defensa de los dominicanos negando que este país sea racista.


“El dominicano no es racista. No pienso que la República Dominicana sea racista, yo no pienso que la República Dominicana odie a los haitianos para nada.


Lo que creo que es que hay muchas organizaciones internacionales, interés internacional en querer crear este caos entre RD y Haití”, dijo al periodista Richard Hernández, de Más Vip.


Bertin, quien actualmente labora en el programa “Aquí se habla Español” que se transmite los domingos por Antena Latina (canal 7), dijo que detrás de esa campaña hay mucho interés internacional en querer crear ese “odio, ese sentimiento negativo”.


Sostuvo que entre los dos países que comparten la Isla Hispaniola han sucedido cosas que se han podido resolver con una “simple conversación, y lo han querido poner más grande justamente para crear caos y de esa manera mantenernos en conflicto”.


Tanto en RD como en Haití dice Sarodj “hay grupitos que se han ocupado y dedicado a crear conflicto entre ambas naciones”.


Sobre el Plan de Regularización. La modelo de origen haitiano dijoque esperaba que más nacionales pudieran haberse inscripto en el Plan de Regularización hecho por el gobierno dominicano que concluyó el pasado 17 de junio a las 4:37 de la tarde.


“Yo hubiese querido que hubiera otro plazo, que lo hubiese extendido un poco porque hubo varias cosas que influenciaron para que muchos de estos extranjeros no pudieran hacer su documentación a tiempo”.


Sarodj citó que dentro de los percances por las que atravesaron muchos extranjeros se encuentran: “El gobierno haitiano no estaba listo para emitir algunas documentaciones, en Haití por unos meses había escasez de libretas de pasaportes, y esas son cosas obviamente que las tienen que negociar el gobierno haitiano con el dominicano para llegar a acuerdo”.


Dijo, en ese sentido, que a pesar de su solicitud de extensión del plazo la última palabra la tiene el presidente de la República, Danilo Medina, quien en días anteriores había comentado que es un “caso cerrado” lo del Plan de Regularización para extranjeros en el país.


“Yo Sardoj Bertín si tengo mi residencia y mi cédula hace mucho tiempo. Yo siempre he estado al día con todas mis documentaciones en República Dominicana; soy residente, no nacional dominicana nunca he cambiado mi nacionalidad”.


Sostuvo que entiende que muchos de sus compatriotas en este momento están pasando por una “situación difícil” agregando que por un lado comprende a los dominicanos de que deben “proteger su frontera, cumplir sus leyes y proteger a sus ciudadanos”.


Sin embargo, al igual entiende a los haitianos que se encuentran en una “incertidumbre” porque aunque muchos están ilegal “tienen su vida aquí (RD). Es un cambio muy drástico en su vida, pero creo que ambos gobiernos se pueden planificar”.


Agregó que el gobierno dominicano le dio una “oportunidad” a los haitianos indocumentados. “Tuvo una buena intención” y una parte logró su documentación, es decir, casi 300 mil extranjeros se acogieron al plan en su mayoría haitianos.


“Pero hay que ser consciente y hay una gran masa de trabajadores haitianos aquí que si bien muchos de ellos no se pudieron acoger al plan probablemente va afectar a la economía dominicana el hecho de que se tengan que ir estos trabajadores”.


La comunicadora dijo que siempre ha valorado a la República Dominicana por lo que ha hecho por ella y su familia y en especial por su pueblo Haití. “Siempre ha estado ahí para extenderle la mano y creo mucho en la hermandad y solidaridad entre los dos pueblos. Pienso que el pueblo haitiano tiene sentimientos positivos hacia el pueblo dominicano”.


La abogada, además, reiteró que el “grupito de haitiano” que quieren hacer creer lo contrario son un “grupo mínimo”al igual que el “grupito dominicano”.


“Al final sabemos que somos hermanos, vivimos en una misma isla y necesitamos llevar las cosas en paz. Necesitamos entendernos, llegar a soluciones, ceder, ayudar al otro en situaciones difíciles” concluyó.