Irak


Ochenta asesores militares estadounidenses llegaron hoy a la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad, para formar y apoyar a las tropas iraquíes en su guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó a Efe una fuente de seguridad.


Los militares estadounidenses llegaron a la base de Al Habaniya, situada en el este de la ciudad de Ramadi, capital de Al Anbar, añadió la fuente.


Se trata del primer grupo de los militares adicionales que tienen previsto llegar próximamente desde Washington a esa base, añadió la fuente, que no ofreció más detalles.


El pasado miércoles, la Casa Blanca anunció la autorización, por parte del presidente estadounidense, Barack Obama, del envío de hasta 450 militares adicionales a Irak para entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad de ese país que luchan contra el EI.


Estos militares adicionales “no servirán en papel de combate” y se unirán a “los 3.100 soldados estadounidenses ya desplegados en Irak”, explicó en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.


Estados Unidos busca así ayudar a los iraquíes a recuperar el control de la ciudad de Ramadi, capital de esa provincia y en manos de los yihadistas desde mediados de mayo.


Según la Casa Blanca, este nuevo esfuerzo “complementará” la tarea que ya realizan EEUU y sus aliados en la coalición internacional contra el EI en otros cuatro centros de entrenamiento en Irak, donde ya han sido capacitados más de 9.000 soldados locales y otros 3.000 están actualmente en formación.


La autorización del presidente incluye, además, la “entrega expedita de equipos esenciales y material” a las fuerzas iraquíes, incluyendo a los combatientes tribales, en coordinación con el Gobierno de ese país.