Ataud


Numerosos activistas contra la violencia en Nueva York, le llevaron un ataúd color marrón y transportado en un carro fúnebre como símbolo de su protesta contra la ola de asesinatos, atracos y otros crímenes que están en aumento en la ciudad.


El portavoz de los manifestantes, Tony Herbert, de pie y frente al ataúd, les dijo a los reporteros con tono colérico contra el alcalde Bill de Blasio que mientras el funcionario viaja por el país, la delincuencia está arropando a toda la ciudad.


En un discurso inflamatorio, Herbert, un reconocido activista comunitario de Brooklyn, señaló que “para irse fuera de la ciudad, a bailar en desfiles, el mismo fin de semana en la que la gente está siendo asesinada, se ve muy mal en el alcalde”.


Herbert, quien fue miembro de la Red Nacional de Acción (National Action Network), liderada por el reverendo Al Sharpton, recordó que hasta el 31 de mayo de este año, hubo 135 asesinatos, mientras en el 2014, se cometieron 113.


Dijo que ha habido en ese mismo período 510 víctimas de tiroteos, con numerosos heridos graves y 439 balaceras en las calles de la ciudad.


Golpeando en ataúd, Herbert, que “este ataúd, probablemente va a ser utilizado para sepultar a uno de nuestros jóvenes que va a morir, debido a la violencia en nuestras calles”.


Reclamó que “este alcalde, tiene que intensificar la lucha contra el crimen, lanzar más policías a las calles y recordar que la clave es trabajar con las comunidades”.


Advirtió al alcalde que “la sangre de los que están muriendo, está en sus manos, porque usted no se ha sentado con las personas que pueden llegar a la comunidad”.


Dijo que los padres de jóvenes y clérigos podrían ayudar en programas para combatir el crimen y la delincuencia, pero abogó por la ayuda de la alcaldía, a la que pidió enviar no sólo a la policía, sino también a otras agencias del municipio a auscultar las necesidades de los comunitarios en los cinco condados de la ciudad.


Monica Klein, una portavoz de la alcaldía, respondió que “el alcalde se ha comprometido a mantener nuestra ciudad como la más segura de los Estados unidos”.


Añadió que de Blasio, está desplegando esfuerzos en ese sentido y confía en que al igual que el año pasado, la policía reducirá exitosamente la delincuencia y seguir manteniendo la tasa de criminalidad en su nivel más bajo.