ISIS


La ciudad kurda de Kobani, en el norte de Siria, regresó a la mira de ISIS este jueves, ya que sus militantes lanzaron varios ataques, incluyendo una explosión de un coche bomba en la frontera sirio-turca, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que da seguimiento al conflicto.


La destrozada ciudad le fue arrebatada a ISIS por las fuerzas kurdas YPG a principios de este año, después de meses de lucha.


Los combatientes de ISIS también atacaron a las fuerzas del régimen sirio en la ciudad nororiental de al-Hasakah, dijo el Observatorio para los Derechos Humanos, con sede en Londres.


Al-Hasakah está aproximadamente a 270 kilómetros al este de Kobani, donde la violencia del jueves ha dejado decenas de muertos y heridos, dijo el Observatorio.


Duros enfrentamientos continúan allí y la fuerza aérea siria está llevando a cabo ataques aéreos en la zona, dijo el grupo.


Los militantes de ISIS detonaron al menos un coche bomba en un puesto de control militar sirio y han tomado el control de algunos barrios de la zona sur de Al-Hasakah, según el Observatorio.


Estas ofensivas de ISIS llegan después de las recientes pérdidas en las ciudades sirias de Ain Isa y Tal Abyad, en la provincia de Raqqa, fuertemente controlada por el grupo terrorista, y donde las fuerzas kurdas, respaldados por la coalición liderada por Estados Unidos, fueron capaces de hacer retroceder a los militantes.