Hackers


Piratas informáticos del gobierno chino presuntamente tuvieron acceso a los registros de unos cuatro millones de funcionarios y exfuncionarios federales de Estados Unidos, informaron a CNN varias fuentes federales.


Este jueves la Oficina de Administración de Personal (OPM, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la agencia responsable de las autorizaciones de seguridad y verificación de antecedentes, informó en un comunicado que cuatro millones de personas habrían sido afectadas por el ataque y pidió a las posibles víctimas verificar sus estados financieros y obtener nuevos reportes de crédito.


La OPM dijo que “información personal” fue obtenida por terceros aunque no informó quién pudo haber sido responsable.


Sin embargo, dos fuentes dijeron a CNN que los investigadores creen que el ataque fue realizado por el gobierno de China.


El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) están investigando la filtración de los datos, informaron por su parte ambas agencias.


La OPM se enteró de la intervención de los piratas informáticos en abril pasado, informó el DHS en un comunicado. Semanas después, la agencia federal confirmó que datos personales de millones de personas fueron robados.


“Tomamos todas las amenazas potenciales al público y a los sistemas de los sectores privados de manera seria y continuaremos investigando y llevando a la justicia a los que representan una amenaza en el ciberespacio”, dijo por su parte el FBI en un comunicado.