Michael-JacksonDos años y medios como guarda espaldas de una figura tan particular como Michael jackson dejan tantas cosas para contar como para escribir un libro.


Así lo han hecho Bill Whitfield y Javon Beard, antiguos encargados de seguridad del fallecido rey del pop, quienes han narrado su experiencia junto al artista en el libro «Remember the time: Protection of Michael Jackson».


Según el periódico Daily Express, Whitfield y Beard revelan nuevas interioridades en la vida de jackson, como que tenía al menos dos amantes secretas, cuyos nombres nunca llegaron a conocer, y que llegaban a visitarlo desde el extranjero.


También que el artista estaba obsesionado con que era espiado y nunca pisaba la habitación de un hotel sin que ellos la revisaran por completo. Asimismo, le obsesionaba el hecho de que alguien lo visitara sin tener cita previa y no recibía ni a sus hermanos, cuando no cumplían este requisito. La única persona que podía llegar sin avisar era su madre.


Los ex empleados de jackson afirman que fue un honor trabajar con él y lo definen como un padre amoroso y una ´persona muy amable aunque admiten que ponía extraños motes a sus hijos cuando salían de la casa para que no fueran reconocidos.


Jackson falleció hace seis años en su casa producto de una sobredosis accidental de anestésico.