GoogleEl pasado lunes el biplaza sin conductor de Google, apodado como koala salió por primera vez a las carreteras de Silicon Valley.


Solo un día después, el martes, su hermano mayor, un Lexus 400 con el que llevan dos años haciendo pruebas, estuvo a punto de sufrir su primer accidente y fue, precisamente, con otro coche que no iba dirigido por un humanos, un Audi Q5 de Delphi Automotive Plc.


El primer altercado registrado entre dos coches de este tipo tuvo lugar al día siguiente del estreno, el martes. Según la versión de John Absmeier, director del laboratorio de investigación de Delphi y pasajero en el coche de su firma, el momento tenso se produjo en la carretera de San Antonio, dentro del término municipal de Palo Alto.


En declaraciones a Reuters explicó que no llegaron a chocar, pero sí hubo roce. El modelo de Delphi quería cambiar de carril, el Lexus de Google no se lo permitió y le obligó a abortar la maniobra y cambiar de ruta.


Absmeier insiste en que su coche hizo lo adecuado dada la situación. Su coche está equipado con radar, sensores de proximidad con láser, cámaras y software.


También el volante y los pedales de cualquier otro coche. Delphi tiene también su sede en Mountain View. De momento, solo cuentan con dos coches iguales, mientras que Google cuenta con más de 20 Lexus. Tanto este modelo inicial, como el biplaza, usan el mismo software.


El primer altercado registrado entre dos coches de este tipo tras circular libremente por las calles tuvo lugar al día siguiente del estreno Tanto Google como Delphi han informado a la DMV, la autoridad que gestiona los vehículos a motor, de los accidentes. Siempre se han quedado en roces con coches conducidos por personas.


Es la primera vez que dos modelos sin un humano a los mandos genera confusión. En casi todas las ocasiones la fricción se ha producido al llegar a un cruce, al pararse de forma repentina los coches que van solo, han recibido la embestida por detrás de uno tradicional. En total, suman 11 accidentes.


Leer más: El país