Papa


El papa Francisco pidió esfuerzos a la comunidad internacional “para que actúe de manera concorde y eficaz para prevenir las causas de las migraciones forzadas”.


Asimismo, e improvisando respecto al mensaje previsto, Francisco pidió “perdón” por “todas las personas y las instituciones que cierran la puerta a estas personas que buscan, la vida y a su familia”.


Un mensaje que se produce cuando centenares de inmigrantes siguen bloqueados en Italia, ya que países como Francia les están impidiendo pasar en su viaje hacia el norte.


Francisco hizo este llamamiento tras la audiencia general de los miércoles en Plaza de San Pedro, al recordar que el próximo sábado e celebra la Jornada Mundial para el Refugiado, promovida por Naciones Unidas.


El papa pidió además rezar por los “tantos hermanos y hermanas que buscan refugio lejos de su tierra, que buscan una casa para poder vivir sin temor, para que sea siempre respetada su dignidad”.


Asimismo, animó a todos los que están ayudando a estas personas.