Matrimonio


La ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en España cumple en los próximos días diez años y en este período ha dado lugar a 31,610 enlaces.


Emilio Menéndez y Carlos Baturin pasaron a la pequeña historia del país cuando hace casi diez años, en una localidad próxima a Madrid, fueron la primera pareja del mismo sexo que pudo casarse en España gracias a la entonces recién aprobada ley.


La normal, elaborada por el gobierno socialista que presidía José Luis Rodríguez Zapatero, modificó el Código Civil para permitir el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo y fue aprobada por el Congreso el 30 de junio de 2005.


Desde entonces y hasta 2014, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se han celebrado 31,610 enlaces entre personas del mismo sexo en España, que fue el cuarto país del mundo en equiparar los derechos de todas las parejas.


Contra esa ley presentó un recurso de inconstitucionalidad el Partido Popular (centroderecha), entonces en la oposición y hoy en el gobierno, pero en octubre de 2012 el Tribunal dictaminó la adecuación del texto a la Constitución y rechazó la iniciativa de los populares.


La norma también fue criticada por la jerarquía católica y hubo amplias manifestaciones en las calles contra el cambio legal.


Diez años después la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) de España califica la ley de “pedagógica” porque ha supuesto “un cambio social de aceptación, de visibilidad y de normalización de la diversidad sexual y de género”.


La sociedad ha visto que el matrimonio homosexual la enriquece, no crea ningún conflicto social y no daña derechos ajenos, mientras que, desde el punto de vista psicológico, el colectivo LGTB ha experimentado un reforzamiento de la autoestima, señala su presidente, Jesús Generelo.


En los primeros años de vigencia de la ley, se registraban dos matrimonios entre hombres por uno entre mujeres, mientras que los datos de los últimos años reflejan una tendencia a la equiparación, precisa el sociólogo de la Universidad de Salamanca Ignacio Paredero.


Después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos legalizara el viernes el matrimonio homosexual en todo el país, de la reciente victoria del sí en el referéndum en Irlanda y el apoyo de la Corte Suprema mexicana, las uniones entre personas del mismo sexo son un hecho o están a punto de serlo en veintidós países.